Internet y las Agencias Inmobiliarias

Si hay algo que no entiendo en el mercado inmobiliario español es que a pesar de ser uno de los paises donde el mercado inmobiliario ha sido uno de los motores más importantes, tenemos unos sistemas de comercialización que son superados por otros paises, como el de los USA.

Últimamente, me estoy centrando bastante en ofertar los inmuebles que tenemos en nuestra oficina en diversas webs dedicadas al tema. Nuestro programa de gestión nos permite tener a la vez los anuncios en nuestra web y en otras cinco, y por otra parte he encontrado una web que me permite subir (manualmente) anuncios a otras seis/siete webs. No hemos trabajado mucho el posicionamiento de nuestra web, pero nuestros anuncios son bastante visibles en la red (y eso se está notando en la respuesta que estamos obteniendo, a pesar de estar el mercado como está). A partir de ahi, cuando tengo un rato libre, me dedico a buscar webs que puedan resultar interesantes a la hora de anunciarnos (principalmente gratuitos) y que nos puedan ofrecer una respuesta aceptable.

Hay webs que, a pesar de su gratuidad, no nos dan la suficiente respuesta (Por ejemplo, es sorprendente que una web con el nombre de “El Pais Clasificados” tenga tan pocas respuestas en cuanto a su oferta, siendo como es un servicio gratuito), o no merece la pena el trabajo de publicar uno a uno cada una de las fichas. Ante esa cuestión, me he preguntado cómo funcionan en otros paises a la hora de publicar los listados completos de las inmobiliarias, y sin mucho buscar he encontrado que dos de las principales webs de anuncios inmobiliarios de los Estados Unidos importan ficheros XML a sus propios listados o incluso leen las webs para importarlas periodicamente. Eso sin tener en cuenta que el gigante Google está realizando varias pruebas de establecer anuncios inmobiliarios mediante su herramienta Google Base (más en concreto, Australia está siendo objeto de sus experimentos). De momento, desconozco cual será el sistema que utilizará google para indexar los listados, pero de lo que estoy seguro es que en el momento que llegue a España, haré todo lo posible por incorporarlo a mi oferta.

Cuando todos comenzamos en esto, no había casi nada, tan solo los anuncios clasificados de los periódicos, hasta que internet llegó y nos hizo pensar en la posibilidad de anunciarnos allí. Hoy en día, lo razonable es pensar si todavía debemos anunciarnos en los clasificados de los periódicos para gastar ese dinero en posicionamiento u otras campañas publicitarias.

Ante la crisis,… soluciones?

manual para la crisis

Después de leer la transcripción de una entrevista de Santiago Niño Becerra (Catedrático de Estructura Económica. Facultad de Economía IQS. Universidad Ramon Llull) (se puede obtener el audio en catalán aquí), sinceramente me he quedado acojonado. He escuchado de muchas voces los gritos sobre crisis, pero nunca había escuchado afirmaciones tan contundentes de una persona a la que supongo cierto conocimiento de causa. Entre otros temas, se habla de que la actual crisis no se trata de una crisis coyuntural (como las anteriores), y que podría suponer una importante reflexión sobre el sistema económico que estamos manteniendo. Se dice que la actual crisis, realmente, no ha llegado a comenzar en realidar, aventurando la fecha de 2010 como comienzo de la misma.

Por otro lado, el otro día leí en “nosedonde” un blog (lo siento, he estado intentando recuperar la dirección pero no he sido capaz) de un profesor que analizaba las distintas propuestas que le habían dado sus alumnos para tratar de solucionar la crisis inmobiliaria actual. Recuerdo que las ideas se basaban en la creación de portales, uno de ellos donde las empresas promotoras volcaran sus inmuebles en Stock, con grandes rebajas a modo de mercado excepcional.

Lo cierto es que las soluciones mágicas que solucionen la actual crisis (inmobiliaria, crediticia y por ende económica) no existen. Todo este embrollo se lleva cocinando durante mucho tiempo y los resultados son proporcionales al enorme espejismo que hemos vivido esta última década (1997-2007), por lo tanto, las soluciones a esto tienen que necesitar un plazo de tiempo no inferior a tres/cinco años.

Ante esta situación, que cada día tengo más clara, creo que el asociacionismo es una opción esencial para que las empresas más pequeñas puedan salir adelante, teniendo en cuenta que lo que uno no puede conseguir por sí solo, puede ser posible con la colaboración de un tercero. Por otro lado, para lograr ventas que la crisis crediticia no permita, veo como buena la elección de la figura del alquiler con opción a compra.

Espero vuestras opiniones al respecto.

EDITADO: Dicho y hecho, he encontrado el lugar donde vi las propuestas que comento. Echadle un vistazo al blog de Gonzalo Bernardos.