Informe Jurídico sobre el Cerramiento de Terrazas.

terraza

Ya he hablado en alguna ocasión sobre el cerramiento de terrazas, después de haberse comentado en múltiples medios de comunicación si es eso posible y bajo qué condiciones. A ello se han sumado algunas declaraciones políticas, que han provocado una cierta confusión a los Administradores.

Hace poco, he recibido un dictamen jurídico realizado por el servicio de asesoría jurídica del propio colegio de Administradores de Fincas, que me resulta muy interesante, tanto a nivel propio, como creo que para los vecinos que se vean afectados por esta situación. He decidido adjuntar el texto de dicho informe en el blog, para tratar de dar un poco más de luz al tema. Por mi parte, creo que ya lo tengo claro.

ACERCA DE LOS CERRAMIENTOS DE LAS FACHADAS
La propiedad horizontal es una forma especial de propiedad que se define en el artículo 3 como el derecho del propietario sobre un piso o local en virtud del cual ostenta, además, de la propiedad sobre su departamento privativo con los elementos arquitectónicos e instalaciones de todas clases que estén comprendidas en sus límites y proporcionen un servicio exclusivo al propietario, la copropiedad sobre los elementos, pertenencias y servicios comunes.
El citado artículo establece textualmente lo siguiente:
“En el régimen de propiedad establecido en el artículo 396 del Código Civil corresponde al dueño de cada piso o local:
a) El derecho singular y exclusivo de propiedad sobre un espacio
suficientemente delimitado y susceptible de aprovechamiento independiente, con los elementos arquitectónicos e instalaciones de todas clases, aparentes o no, que estén comprendidos dentro de sus límites y sirvan exclusivamente al propietario, así como el de los anejos que expresamente hayan sido señalados en
el título aunque se hallen situados fuera del espacio delimitado.
b) La copropiedad, con los demás dueños de pisos o locales, de los restantes elementos, pertenencias y servicios comunes.
A cada piso o local se atribuirá una cuota de participación con relación al total del valor del inmueble y referida a centésimas del mismo. Dicha cuota servirá de módulo para determinar la participación en las cargas y beneficios por razón de la comunidad.
Para saber qué elementos son comunes y cuales privativos recurrimos a la Disposición Adicional la cual establece una enumeración que no pretende ser exhaustiva pues establece al final un cajón de sastre al disponer que serán comunes cualesquiera otros elementos materiales o jurídicos que por su
naturaleza o destino resulten indivisibles.
El tenor literal de la disposición Adicional es el siguiente:
“ El artículo 396 del Código Civil establece que los diferentes pisos y locales de un edificio o las partes de ellos susceptibles de aprovechamiento independiente por tener salida propia a un elemento común de aquél o a la vía pública podrán ser objeto de propiedad separada, que llevará inherente un derecho de copropiedad sobre los elementos comunes del edificio, que son
todos los necesarios para su adecuado uso y disfrute, tales como el suelo, vuelo, cimentaciones y cubiertas; elementos estructurales y entre ellos los pilares, vigas, forjados y muros de carga; las fachadas, con los revestimientos exteriores de terrazas, balcones y ventanas, incluyendo su imagen o configuración, los elemento de cierre que las conforman y sus
revestimientos exteriores; el portal, las escaleras, porterías, corredores, pasos, muros, fosos, patios, pozos y los recintos destinados a ascensores, depósitos, contadores, telefonías o a otros servicios o instalaciones comunes, incluso aquellos que fueren de uso privativo; los ascensores y las instalaciones, conducciones y canalizaciones para el desagüe y para el suministro de agua, gas o electricidad, incluso las de aprovechamiento de energía solar; las de agua caliente sanitaria, calefacción, aire acondicionado, ventilación o evacuación de humos; las de detección y prevención de incendios; las de portero electrónico y otras de seguridad del edificio, así como las de antenas colectivas y demás instalaciones para los servicios audiovisuales o de telecomunicación, todas ellas hasta la entrada al espacio privativo; las servidumbres y cualesquiera otros elementos materiales o jurídicos que por su naturaleza o destino resulten indivisibles.
En resumen, de los artículos antes citados concluimos que la fachada es un elemento común y en este sentido se pronuncia de forma exhaustiva la jurisprudencia.
Pues bien, las alteraciones de la estructura o fábrica del edificio o de las cosas comunes – el cerramiento de la fachada, entra dentro de este concepto- afectan al título constitutivo y deben someterse al régimen establecido para las modificaciones del mismo (artículo 12 de la Ley repetidamente citada), requiriéndose la unanimidad de los propietarios tal y como establece el artículo 17 de la LPH
Es decir para adoptar válidamente acuerdos sobre la fachada es
necesario convocar una Junta de Propietarios en la que conste un punto del orden del día dedicado a este tema, dado que ésta es el órgano soberano y la única competente para conocer y decidir este asunto, tal y como establece el artículo 14 de la Ley de Propiedad Horizontal. Deberá recaer votación, siendo
necesario que exista unanimidad tal y como hemos manifestado en el párrafo anterior.

Entendemos que en el supuesto de cerramiento o modificación de la fachada concurre una doble normativa:
1.- Por un lado, Ley de Propiedad Horizontal y Estatutos de la
Comunidad (en caso de que dispongan de los mismos), siempre y cuando éstos estén inscritos en el Registro de la Propiedad, pues tenemos que significar que la Ley de Propiedad Horizontal deja libertad a los integrantes de la Comunidad para establecer las normas que estimen conveniente, con respecto a las cuales rige el principio de la autonomía de la voluntad que proclama el artículo 1255 de Código Civil. Esto se deduce de la propia
exposición de motivos de la citada Ley cuando textualmente declara que: “La Ley admite que por obra de la voluntad, se especifique, complete y hasta modifique ciertos derechos y deberes, siempre que no contravengan las normas de derecho necesario, de ahí que la formulación de los estatutos cumpla la función de desarrollar la ordenación legal y adecuarla a las concretas circunstancias de los diversos casos y situaciones”.
La Ley de Propiedad Horizontal ni limita ni coarta la libertad comunitaria para ordenar el desenvolvimiento de la misma, conforme a las condiciones o directrices que estime más conveniente, pudiendo dicha comunidad, concretar, completar, adicionar y hasta modificar tal ordenamiento legal. Así viene
proclamándolo de forma reiterada la Jurisprudencia del Tribunal Supremo desde el año 1967. El artículo 5 párrafo penúltimo de la ley repetidamente citada se declara expresamente que: “el título podrá contener, además, reglas
de constitución y ejercicio del derecho y disposiciones no prohibidas por la Ley en orden al uso o destino del edificio, sus diferentes pisos o locales, instalaciones y servicios, gastos, administración y gobierno, seguros, conservación y reparaciones, formando un estatuto privativo que no perjudicará a terceros si no ha sido inscrito en el Registro de la Propiedad”.
2.- Normativa municipal que resultare de aplicación.
Se trata de ámbitos distintos pero que deben conjugarse. Así, por ejemplo, un propietario que quisiera modificar la fachada tendría que contar con el consentimiento de la Comunidad con los requisitos a los que antes he hecho referencia y además por lo que respecta a esa modificación debería contar con los permisos y licencias municipales.
En resumen: las afirmaciones que desde algún partido se realizan de que no es necesario solicitar autorización alguna a la Junta de propietarios para realizar modificaciones en la fachada, no se ajusta a lo establecido en la legislación antes citada la cual no podrá ser contravenida por las ordenanzas municipales.

Audios de “Lo mejor de cada Casa” (y II)

Como os explique en un post anterior, os voy a ir dejando audios de una sección de Radio 5 dedicada a la Admnistración de Fincas. Espero que os gusten:

Morosos:

¡Qué duro es ser presidente!:

Audios de “Lo mejor de Cada Casa”

Tengo como costubre desayunar y hacer la comida con la radio puesta. Me entretiene y de paso puedo enterarme de las noticias del día o escuchar música. De cuando en cuando, por problemas en la emisión o por cualquier otra causa, tengo que mover el dial,… y poner otra emisora distinta que tenga mejor señal. Pues bien, en algunas de esas ocasiones he acabado escuchando “Radio 5”, una emisora destinada a noticias casi en exclusiva, donde de cuando en cuando ponen cortes con minisecciones destinadas a Salud, cine u otros temas.

Una de estas secciones, realizada por Pedro Palencia, tiene por título “Lo mejor de cada casa” y trata de la Administración de Fincas con cierto salero y bastante rigor. Es por ello que quiero invitaros, si no lo habéis hecho antes, a escuchar algunos de los cortes que la web de RTVE tiene en su web. Espero que os gusten:

Divorcios y propiedades:

Juntas Extraordinarias:

Estas próximas semanas os seguiré poniendo cortes de esta sección, que espero que os guste tanto como a mi.

Consulta sobre Comunidades

He recibido esta consulta en Torres Lopez

“Somos dos escaleras independientes, que tenemos el mismo NIF. Supongo que al constructor le resultaba más cómodo hacerlo así.
Nunca hacemos reuniones juntos, lo único que nos unía era una antena y hace poco la cambiamos. Me han dicho que hace mucho tiempo existía un presidente de las dos comunidades pero yo jamas he asistido a ninguna reunión “común” (llevo viviendo 12 años).
Quisiera saber que tramites debemos hacer para segregar las comunidades…¿podemos hacerlo solos?”

Entiendo que al decir que son dos escaleras independientes quiere decir que son estructuralmente distintas y aunque sean dos edificios colindantes uno junto al otro, no tienen elementos tales como una sola caldera para ambas escaleras, una antena colectiva común, o servicios de fontanería o electricidad separados. Si no fuera así, todo esto que voy a comentar sería un poco más complicado (Aunque siempre es posible pactar la constitución de dos subcomunidades que asuman los gastos privativos que cada una tenga).

En mi ciudad, esta situación se ha dado en varias ocasiones en edificios que se llama “De sindicatos”, que son grupos de edificios de los años 60 construidos en una zona residencial común cuyo mantenimiento deben hacerse cargo entre todos.

El resultado de este tipo de edificaciones es muy dispar, y existen “grupos” (tal y como se les llama) cuyas zonas comunes están cuidadas y otros donde la basura se acumula a lo largo del año e incluso es el Ayuntamiento quien finalmente les obliga a limpiarla. Ante estas situaciones han sido varios los intentos de segregación de la comunidad originaria, ante la disonformidad por su mantenimiento o uso. Claro está, este tipo de edificaciones SÍ tiene en común unos elementos, y aunque puede constituirse como Subcomunidad separada, siempre tendrá que atender sus obligaciones (es decir, pagar) con respecto al mantenimiento de las zonas comunes.

Por otro lado, también conozco casos en los que tras haber edificado se ha constitiudo una sola comunidad para varios edificios que no tienen nada en común (que podría ser tu caso), salvo el haber sido construidos conjuntamente). Lo normal en todos estos temas es ponerse de acuerdo con estas otras comunidades y segregarse en tantas comunidades como escaleras independientes existan (siempre que, como he dicho antes, no existan elementos como Garajes comunes, antenas colectivas de uso común, terrazas comunes,…) para evitar la discusión.

Es posible hacerlo “solos”? Hombre, tal y como te he comentado antes, lo normal es buscar el acuerdo entre las comunidades anexas,… pero si no teneis NADA en común con el resto de edificios (y cuando digo nada, es NADA), no veo el problema en constituir una nueva comunidad escindiendose de la preexistente. De todos modos, para la realización de estos tramites, sería preferible la ayuda de un profesional.

Comunidades: Viejas y nuevas tecnologías

casa ordenadorHace unos días, de camino al Registro de la Propiedad, me detuve frente a una obra que se está realizando en el centro. Como en muchas otras ocasiones, los promotores han aprovechado la tela del andamio para anunciar la venta de las viviendas, pero en esta ocasión también ponían un email donde solicitar la información, cuyo dominio coincidía con la dirección del edificio, y eso me ha llamdo la atención.

No es la primera vez que me planteo en serio el uso de nuevas tecnologías en favor de las comunidades que Administro, y si realmente no me he decidido a ello es por no buscarme más trabajo del que tengo y por reparos a tener problemas con la ley de protección de datos. De hecho, el programa de Gestión que utilizo tiene la opción de crear un modulo web para las comuniades, pero a día de hoy no me he visto en la necesidad de utilizarlo puesto que los vecinos de las comunidades no tienen muy implantado internet.

Ahora bien, al plantearse la posibilidad, de hecho conozco algunos portales especializados en el tema que ofertan (o al menos lo hacían hace un tiempo) espacio para las comunidades de propietarios. De todos modos, no es muy complicado encontrar otro tipo de ofertas donde poder situar los datos y notificaciones relativos de la comunidad, tales como convocatorias, actas, notificaciones varias o listados de profesionales.

Algunas Comunidades han optado por crear en blogger un espacio para sus discusiones, como podéis ver en estos dos ejemplos (uno y dos). Otros, con muchos más medios, han optado por realizar una web propia donde encontrar los datos especificos de la communidad. Entre otros, podemos encontrar este par de webs (una y dos).

Ahora bien (y aunque soy bastante entusiasta de la incorporación de las nuevas tecnologías), quiero hacer unas cuantas puntualizaciones sobre cómo creo que se deben implantar este tipo de tecnologías:

-Si la información que solemos enviar a la comunidad se realiza de manera directa (carta, panel de notifcaciones), las notificaciones en internet deben ser del mismo modo. Por lo tanto, creo que el acceso a esta información debe realizarse mediante password.

-La llevanza de este tipo de webs la puede realizar el propio secretario de la Comunidad, aunque sería recomendable que la realizara un profesional, para no dejar en manos de personas más o menos activas las notificaciones por este medio (qué ocurre si en el ejercicio en curso nadie quiere hacerse cargo de ello)

-Para una mejor recepción de las notificaciones, creo que el uso de algún tipo de sindicación o RSS sería lo preferible. De este modo, nos aseguramos que las notificaciones se reciben, independientemente de si el vecino consulta la web o no.

-Qué documentación puede contener este tipo de webs? En principio la relativa a la Comunidad de propietarios, como convocatorias, actas y notificaciones. A pesar de que en algunas empresas se está comenzando a digitalizar toda la facturación para su almacenamiento, el volumen de trabajo es bastante alto para el beneficio que se obtendría. Ahora bien, si fuera posible, sería recomendable tener acceso a una contabilidad (si bien no actualizada a diario, por lo menos en plazos mensuales).

Comunidades: El voto de los Ausentes

vigilante

Hoy he tenido una conversación un tanto estupida con otro Administrador de Fincas fruto de una de esas peticiones tan exóticas que nos encontramos en ocasiones.

Se trata de una Comunidad de Propietarios de Garajes, donde desafortunadamente están sufriendo robos y actos vandálicos, por lo que algunos propietarios (especialmente a los que ya han robado) han propuesto contratar un servicio de vigilancia (ya sea de Cámaras de Vigilancia o un Guardia de Seguridad).

Tal y como se expone en el Art. 17 de la LPH, para el “Establecimiento o Supresión de los servicios de ascensor, portería, conserjería, vigilancia u otros servicios comunes de interés general” es necesaria una doble mayoría cualificada (las 3/5 partes de los asistentes que a su vez supongan las 3/5 partes de las cuotas de participación).

Asimismo, el propio artículo 17 termina haciendo una aclaración sobre los ausentes, para que acuerdos que necesitan una mayoría cualificada puedan adoptarse sin verse afectado por los ausentes. De este modo, se entiende que “A los efectos establecidos en los parrafos anteriores de esta norma, se computarán como votos favorables los de aquellos propietarios ausentes de la Junta debidamente citados, quienes una vez informados del acuerdo adoptado por los presentes, conforme al procedimiento establecido en el art. 9, no manifiesten su discrepancia por comunicación a quien ejerza las funciones de secretario de la comunidad en el plazo de 30 días naturales, por cualquier medio que permita tener constacia de su recepción.

Bien, en resumen, que a los ausentes se les presupone favorables al acuerdo tomado. De acuerdo?

Pues el tema es que en la última reunión se decidió no establecer el servicio de vigilancia, pero los vecinos que sí lo deseaban (asesorados por vete tu a saber quién) insistieron en que el Acta de la reunión hiciera constar éste último parrafo del Articulo 17. El resultado, si uno lo lee por encima el acta es que parece decir que los ausentes, si no dicen nada, se entenderá que Votan a favor de la propuesta, cosa que no es así. Después de hablar con el Administrador de la Comunidad, me ha explicado que el origen de esa mención, no es fruto sino de la petición expresa de algunos vecinos allí presentes,… “Tú ya me entiendes… me ha dicho”.

Comunidades: El Libro de Actas

Libro de Actas

No es broma, entre las búsquedas por las que acceden algunos usuarios al blog, se encuentra con frecuencia la de “libro de actas de la comunidad” o la de “Constitución de la Comunidad”. Por eso, he pensado que no sería mala idea responder a este tipo de solicitudes veladas.

Bien, manos a la obra. El libro de Actas es un elemento que se nombra en el Art. 19 de la Ley de Propiedad Horizontal, afirmando que los acuerdos de la Junta de propietarios se han de reflejar en un libro de actas diligenciado por el Registrador de la Propiedad.

Eso supone que cada vez que queramos comenzar un libro de Actas nuevo (bien porque el anterior se completó, se perdió o se estropeó) habrá que ir al Registro de la Propiedad que corresponda con el inmueble (es sencillo, si tienes las escrituras de la compra del piso, será el mismo Registro al que corresponde la vivienda) para que PREVIAMENTE a su uso lo selle el Registrador.

Por lo que tengo entendido, anteriormente también los sellaban los Notarios (tengo algún libro de actas que fue sellado por un Notario), pero la Ley actual especifica que debe ser el Registrador de la Propiedad que le corresponda.

Normalmente tarda unos tres-cuatro días en devolverse sellado, y una vez lo tengamos lo podremos utilizar para dejar constancia de las reuniones. El libro de actas es un Libro con las páginas numeradas donde habrá que dejar constancia de las decisiones tomadas, tratando de reflejar de la manera más objetiva posible todo lo acontecido (no es un buen lugar para dar rienda suelta a nuestras necesidades literarias, sino un registro de lo que se decidió, contra más directo y escueto se sea, mejor).

El Libro de actas lo debe custodiar el Secretario de la Comunidad, y de no haberlo, el Presidente de la Comunidad, para evitar que se extravíe o se deteriore. Por otro lado, es necesario que las actas emitidas sean firmadas por el Secretario y el Presidente en los diez días naturales siguientes a su emisión, remitiendo a su vez el acta al resto de propietarios.

Actualmente, los Libros de Actas suelen ser de Hojas removibles, para permitir que se pueda imprimir directamente desde una impresora el acta. A pesar de todo, en muchas ocasiones se siguen teniendo Libros Cosidos de manera que el Acta debe realizarse de manera manuscrita. En nuestro despacho, a pesar de que normalmente son Libros de Actas con hojas removibles, también tenemos alguno en el que es necesario sentarse pacientemente a escribir lo que paso en la última reunión.

Arriba tenéis una Foto de los Libros de Actas que se suelen encontrar en el mercado (El de la Izquierda es un Libro Cosido y el de la Derecha es de Hojas Removibles).

Comunidad de Propietarios: Constitución y solicitud de NIF

Aunque la mayoría no lo sepáis, este blog tuvo su inicio en otro, se trataba de crear un personaje ficticio (ya lo avisaba en el mismo) con el cual pudiera dar mi opinión en libertad. Actualmente, ya no me importa tanto dar la cara a la hora de dar mi opinión, y si algún día quiero hablar sobre una empresa en particular, ya haré encaje de bolillos para no meterme en líos. Como creo que algunos de los artículos que escribí en ese blog son interesantes, quiero recuperar alguno de ellos. En este caso se trata de los trámites necesarios para la Constitución de una Comunidad.

foto de edificio

“Es posible que una vez que hayamos comprado la vivienda nos veamos en la necesidad de constituir la Comunidad de Propietarios (es decir, crear de cara a Hacienda un sujeto para que se nos permita abrir cuentas, que facturen a nombre de la comunidad, representar a los vecinos frente a la administracion…). Lo normal es que esto no suceda, puesto que cada día está más aceptado que ese trabajo lo debe realizar un Administrador de Fincas Colegiado que se encarga de la constitución y primeros trámites de la Comunidad, así como de contabilizar los ingresos y gastos comunes y su reparto por enteros.
A lo que iba, lo normal en la actualidad es que estos trámites no hagan falta, puesto que el noventa por ciento de los edificios construidos ya constituyeron hace mucho la comunidad, o porque este trabajo se encarga a un profesional que nos lo resuelve. No obstante, hay casos en los que son los propios vecinos los que se quieren encargar de ello, y la tarea se les plantea dificultosa. Bien, los trámites básicos que se deben realizar para la constitución de una Comunidad de Propietarios (siempre salvo excepciones) son:
A.-Ir a Hacienda para preguntar si la Comunidad de Propietarios tiene NIF. Es posible que aunque nadie tenga el documento, y se desconozca, alguien, años atrás lo hubiera solicitado. Por eso, es mejor cerciorarse si la comunidad tiene NIF acudiendo a la Delegación de Hacienda que le corresponda, porque merece la pena preguntar antes de realizar tramites que nos haran perder tiempo y dinero.
B.- Si hemos ido a Hacienda, y nos han dicho que no, que la comunidad no tiene NIF (Siempre que he ido a preguntar a Hacienda me hace gracia que la conversación es “Seguro que no tiene?” “No puede ser…”), lo primero que hay que hacer es convocar una reunión donde en el orden del día conste “Constitución de Comunidad de Propietarios”. Una vez celebrada y los vecinos estén de acuerdo, se redacta el acta de dicha reunión en el libro de actas dejando constar que se solicitará el NIF…
…Como? Que no hay libro de actas? Bueno,… pues entonces ve a comprar uno, y guardate el ticket, que eso lo pagará la comunidad. Con el libro de actas que has comprado debes ir al Registro de la Propiedad que le corresponda al edificio (el mismo que a tu vivienda, solo tienes que mirarlo en las escrituras) y dejarlo para que lo diligencien (es decir, que lo sellen y numeren). Te costara unos 15-20 euros y tarda una semana.
Una vez que ya tenemos el Libro de Actas Diligenciado, escribimos la decisión tomada en la primer hoja en la que se pueda escribir (la siguiente a la que hayan puesto el sello del Registro), lo firma el presidente (si es uno mismo, pues eso, lo firmas), y con ello volvemos a Hacienda.
Allí vamos a necesitar el libro de actas, el acta de la reunión escrita y firmada y completar un documento llamado 036 que nos VENDEN (guardate el recibo…) en Hacienda. Aunque son un montón de hojas, tan solo hay que rellenar las cuatro primeras hojas (1A, 1B, 2 y 3) solicitando el NIF de una persona Jurídica y firmandolo de nuevo el Presidente. Además de eso, en ocasiones me han pedido una fotocopia de la primera hoja del libro de Actas (la que selló el Registro de la Propiedad).
Tras estos trámites, os darán el NIF definitivo, un número que a partir de entonces identificará a la comunidad ante cualquier tercero. Espero que esta explicación sirva de algo, no obstante tenéis los comentarios para ir preguntando, que trataré de responder lo antes posible. Además, iré escribiendo sobre Comunidades de cuando en cuando tocando los temas que considero más importantes.”
Artículo original publicado en el Blog Torres López.

El Telefono de emergencias del ascensor.

 ascensor

Desde hace ya unos cuantos años, los ascensores que se instalan y revisan en las Comunidades de Propietarios necesitan de un teléfono permanente para poder notificar las emergencias que en aquel lugar ocurran.

No son muy comunes, pero cuando pasa algo es necesario poder llamar a emergencias o a la compañia que lleve el mantenimiento del ascensor,… para que nos saquen de allí. Por ese motivo, hay que instalar un teléfono aunque no se vaya a utilizar más que una vez en la vida. Eso supone, que cada dos meses se esté pagando un mantenimiento de linea de unos 35 euros (euro arriba euro abajo), lo que suponen 17,50 euros al mes.

Lo primero es que desconozco el motivo por el cual Telefónica cobra un mantenimiento de linea tan elevado, no es que sea elevado con respecto a una linea de teléfono doméstica (las tarifas que aparecen en su web son similares a lo que estamos hablando aqui), sino que en general, este tipo de mantenimiento no supone ningún beneficio apreciable por el usuario. Qué quieren decir con “mantenimiento de linea”? Es lo mismo que cuando nos hablan del coste de la “apertura de un expediente”? En parte creo que es así.

Pero dejemonos de vendettas personales y centremonos en lo que nos interesa. Es posible lograr un precio menor para dicho telefono de emergencias? Hoy en día las empresas de telefonía se han declarado la guerra continua e intentan por todos los medios robarse clientes los unos a los otros (principalmente a costa de mermar la clientela de mamá Telefónica), por lo que a priori no debería de ser muy complicado lograr una rebaja. Esta misma pregunta me la hice hace unos meses tratando de rebajar los costes de un edificio pequeño, donde habia que sufrgar el mantenimiento del ascensor con los pagos de cuatro vecinos. Comencé a llamar a las distintas compañías de telefonos (fijos y móviles) y cual fue mi sorpresa al comprobar que Telefónica era la unica empresa que entonces ofrecía ese servicio. Quería decir aquello que Telefónica estaba obteniendo unos ingresos fijos por cada ascensor que se instalaba en España? Parecía ser que sí.

Todo esto hasta hace poco tiempo. Como si me hubieran leido el pensamiento, una comercial de la empresa Ono me llamó para ofrecerme el servicio de mantenimiento del telefono de emergencias del ascensor por un precio bastante más económico (en torno a unos 6 euros mensuales y un coste de instalacion de unos 60). El problema era el que todos pensamos: No toda la geografía esta cableada, y eso supone que tan solo las zonas que tengan la fortuna de poder conectar a la red de cable, se puedan beneficiar de este sistema. “Bueno, por lo menos es una opción” me dije.

Finalmente, hace menos tiempo, al tener que realizar las altas de un edificio de obra nueva en una zona donde el cableado no habia llegado (ni el deTelefonica ni ningun otro!), hemos tenido que buscar una solución provisional, que posiblemente sea la definitva para algunas zonas. Se trata de los enlaces móviles, un aparato que permite la conexión de un número de telefonía movil al sistema del ascensor para que se pueda realizar la función de telefono de emergencias. El coste del aparatejo es de unos 280 euros, más lo que cueste la linea de telefono movil (que en algunas compañías es cero), lo que supone la posibilidad de conectar un aparato que sin coste de mantenimiento nos permita tener un telefono de emergencias. No os puedo decir que esta ultima opción sea válida como solución definitiva, puesto que desconozco si dichos enlaces moviles tienen buena fiabilidad o una vida util suficientemente larga como para ser una opción viable, pero lo que sí resultan es útiles cuando una promotora no logra que la empresa de telefonía le conecte la linea y las viviendas ya han sido entregadas (una situación más generalizada de lo deseable).