Mi piso vale menos de lo que pagué por él

Como dice la canción, “hay que decirlo más”. Hay que comenzar a reconocer que todos los que compramos una vivienda desde el año 2003 hasta hoy, tendríamos que aceptar pérdidas si quisiéramos venderlo. Y cuando digo todos, meincluyo a mi mismo, que compré en 2004 y al firmar la escritura pensaba que estaba comprando un pequeño chollo

Hoy en día, la mayoría de los vendedores de piso suelen tener unas expectativas demasiado elevadas a la hora de fijar un precio de su piso. La gran mayoría ponen un precio un poco superior al que pagaron con la intención de negociar hasta una cantidad donde recuperen todo lo pagado o -quien sabe- ganen un pequeño pellizco. Pero la realidad es mucho más seria que todo eso, y después de unos meses de sequía, el que realmente quiere vender comienza a bajar el precio, un día un poco, otro día un poco más, hasta llegar al límite de lo pagado y no sin dolor rebasarlo.

En la oficina manejamos estadísticas de precios reales de venta, y sabemos perfectamente los precios que se están llegando a vender a día de hoy. Según los últimosndices de precios que manejamos, hace días que pasamos de los precios que se pagaron en su momento por los pisos en el año 2004, y puede que incluso los del año 2003. No tan solo hay que entender que los precios sean unos u otros, sino que también hay que asumir que el mercado no es el mismo, y que para poder vender deberemos de realizar esfuerzos y concesiones que antes no habríamos ni barajado.

Por ello, y no sin dolor por mi parte, hace días que tengo que reconocer que he perdido dinero en la compra. Según mis cálculos,si quisiera vender mi piso debería perder entre un 30 y un 40% del dinero que pagué por mi actual vivienda. Puede que para mi fuero interior haga cálculos alternativos y justifique los años de uso comparándolos con el posible alquiler que debería haber pagado durante los últimos ocho años, y puede que con ello pueda reducir o incluso igualar ambas cantidades, pero todo eso sería engañarme.

Ya nadie niega la burbuja inmobiliaria. Nadie. Pero relamente, poca, muy poca gente reconoce para sus adentros que la explosión de la burbuja inmobiliaria también le ha pillado con los pantalones bajados. Que no fue tan listo como se pensaba que era al comprar y que gracias a unos tipos de interés bajos pagará una letra suficientemente reducida.

Creo que el primer paso para recuperar el mercado inmobiliario es reconocer los propios errores. Y todo pasa por reconocer que nuestro piso, esa supuesta gran inversión que nos iba a valer para la jubilación, ha perdido valor. Y a partir de ahí comenzar a vivir con ello con normalidad.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s