Libros: Cánticos de la lejana Tierra de Arthur C. Clarke

Es de sobra conocido mi gusto por los libros de Arthur C. Clarke: escribe libros más o menos sencillos pero con cierta enjundia y reflexión filosófica. No voy a defender su valor literario pero es evidente que este hombre sabía escribir libros que entretienen mucho, y en la mayoría de las ocasiones nos plantea problemas morales bajo la pátina de un libro sobre ciencia ficción.

En este caso nos encontramos ante una situación posible en el futuro, que es la colonización de otros planeta por la decadencia y obsolescencia del planeta Tierra. La historia transcurre en otro planeta, dentro de unos cuantos siglos (menos de lo que yo habría pensado) y en paz. Tras pocas páginas de planteamiento se nos expone un elemento de desequilibrio, una nave de origen desconocido se acerca a un Planeta donde llevan siglos viviendo en paz. A partir de ahí todo puede ser, una nave hostil, amiga o peligrosa se acerca para alterar la historia de una sociedad que había logrado el equilibrio no sin pocos esfuerzos. Dejo al lector que averigüe el resto de la historia, puesto que contar más supondría desmontar una historía que ciertamente está bien hilada.

A partir de esta historia, Clarke nos plantea varios problemas y situaciones, como pueden ser los problemas que se plantean a la hora de colonizar otros planetas, la creación de sociedades a partir de “cero” y la posible censura sobre datos para ograr objetivos que en conjunto son buenos. Todo ello, lógicamente con una historia de trasfondo, que nos presenta un puñado de personajes tremendamente humanos (en alguna ocasión este escritor ha pecado de usar personajes que actúan sorprendentemente fríos ante situaciones extraordinarias, recuerdo por ejemplo los astronautas de “Cita con Rama”) para guiarnos a lo largo de una historia que se lee muy fácil y sin engañar al lector lo guía por una historia que nos deja una sonrisa hasta el final.

Este libro –según leo en la wikipedia– sirvió de inspiración para Mike Olfield para el título de una canción instrumental con el mismo nombre. Imagino que los conceptos e imágenes mentales que el libro evoca dan para muchas canciones. No voy a decir que me parece el mejor libro de este autor, pero sí uno de los buenos buenos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s