Música: “La Tierra esta Sorda” de Barricada

Os voy a pedir que me dejeis hacer un inciso en el blog. Creo que s la primera vez que os hablo de música y en el mismo, y entiendo que muchos de los que estáis suscritos, posiblemente no entendáis este texto. Si es así, os pido que lo obvieis.

Escucho bastante música, y de muchos tipos: Según voy conociendo grupos voy ampliando mis gustos que pasan por muchos estilos que a priori podrían considerarse opuestos. También me muevo por obsesiones, y eso significa que cuando algo me gusta, suele gustarme tanto que mi vida gira en torno a ese tema durante unos cuantos días o semanas, me pasa cuando descubro un nuevo escritor que me hace sentir algo (El último ha sido Paul Auster), cuando una escena de una película me hace erizar el bello o cuando no me puedo quitar de la cabeza un disco o una canción,… y ese es el caso con este disco.

No puedo decir que sea uno de los mayores fans de Barricada, los recuerdo con gusto de mis años de adolescencia y algunas noches de fiesta, pero ya hace muchos discos que deje de seguirlos, a pesar de las insistentes recomendaciones de un buen amigo, que los sigue casi con locura. Fue a principios de este verano, cuando nos invitaron -otra vez- a ir a un concierto del grupo. Tocaban cerca de Zaragoza, y comenzaba a hacer buen tiempo, por lo que nos animamos rápidamente. Tan solo había escuchado un par de canciones del disco en la radio, por lo que me hice con él para así tenerlo fresco para el concierto. Tras una primera escucha, todavía no había pillado del todo algunos ritmos o temas, pero ya entendía que estaba ante algo distinto a lo esperado.

No es un disco al uso, o por lo menos no tal y como yo los recordaba. Se nota mucha cabeza y trabajo en él, y se nota el mimo con el que se ha tratado de recordar ciertos nombres y fechas. Al fin y al cabo es un disco donde se trata de recordar a los muertos en las trincheras republicanas de la Guerra Civil, reclamando un recuerdo justo para los que cayeron en el peor recuerdo que tendremos en nuestra historia (y que nos ha condicionado de por vida). No se trata de un disco rabioso, sino reivindicativo, con ganas de poner nombre y apellidos a todos los que están bajo el arcén de algunas carreteras del pais.

Pero la grandeza de este disco no queda en su filiación política, sino que también es muy bueno musicalmente. Se han añadido arreglos en algunas de las canciones que sencillamente se te quedan en la cabeza a la primera, como si se tratara de una canción conocida, pero que nunca antes habías escuchado. No tan solo eso, sino que el total del disco está pensado para escucharse de principio a fin (de hecho, así lo tocan en sus conciertos) y así quedar en el subconsciente del que escucha.

Hace mucho que no escuchaba tantas veces seguidas un disco. Ahora pueden seguir a lo suyo, aquí no ha pasado nada.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s