Una carga peculiar

De cuando en cuando, uno se encuentra con condiciones en los contratos que te hacen sonreir por peculiares, o por ser tan improbables que casi caen en lo absurdo. Esta mañana, al recoger una nota simple de una vivienda normal del barrio de Delicias nos hemos encontrado con las siguientes clausulas:

“Sujeta, por razón de procedencia, a las siguientes condiciones:

I. Las Construcciones o divisorias que el comprador hiciere en los límites de la parcela que confrontan con las calles que explanen los propietarios para dar acceso a las parcelas o con los riegos, nunca se considerarán medianiles.

Hasta aquí todo normal

II. Es de cuenta del comprador el pago de la alfarda o canon de agua que le corresponda, contribución del terreno, y demás tributos o cargas públicas que la propiedad pueda llevar consigo.

Tendría que buscar qué es la alfarda,… pero ahora viene la buena:

III. El comprador se compromete a no criar cerdos en la parcela que adquiera y a no hacer plantaciones ni depósitos de materias insalubres para el vecindario

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s