“No tengo prisa”

Me suelo indignar con algunas situaciones, principalmente cuando veo situaciones que de injustas que son llegan a ser absurdas. Hace unos días me encontré en esa situación, y pensé que debería dejar pasar algunos días para poder exponerlo en el blog con la cabeza fría.

Os explico la situación: Un cliente de mi oficina nos dejó un piso para alquilarlo. Estamos hablando de la primavera/verano de 2009, y de un piso de unos cien metros amueblado en buena zona por ochocientos euros. Nos dice que es lo que pidió la última vez, aunque nosotros le avisamos que creemos que el precio es un tanto elevado, pero insiste que si lo alquiló por esa cantidad “no tiene prisa por alquilarlo”, ya llegará alguien que lo pague.

Llegan los meses de verano, y el piso sigue sin alquilarse. Hay carteles de varias agencias en la puerta, además del nuestro. Llamamos al propietario para comentarle la situación, y nos dice que lo baja cien euros. Bueno, setecientos euros por el piso ya parace un poco más razonable, aunque un poco caro. Lo comenzamos a enseñar, y alguno nos quiere negociar el precio, pero no cuaja la operación.

Finalmente, llega diciembre de 2009. El piso comienza a criar polvo después de tanto meses sin habitar, y el “no tengo prisa” comienza a cambiar por un “a ver si lo alquilamos”. En esta ocasión, es el dueño quien nos llama para decirnos que vuelve a bajar el precio. Otros cien euros, para dejarlo en 600 euros mensuales.

A partir de ahí, parece que hemos encontrado el precio para ese piso y las visitas comienzan a fluir. Una, dos, tres, y llegamos a un matrimonio que se lo quiere quedar. Viven en la calle de al lado, y el marido trabaja conduciendo autobuses munipales (Tuzsa). Le pedimos referencias (contrato indefinido desde hace cinco años y nómina) y tras combrobar que el alquiler es un poco más de un tercio de sus ingresos, le presentamos la documentación al propietario.

Al día siguiente nos llama, y nos hace “La pregunta”: Es español? La respuesta: No, tiene un NIE originario de Ecuador.

A partir de ahí, comienza un tira y afloja donde el propietario “se lo tiene que pensar” y nosotros le llamamos para darle una respuesta al cliente. Ya sabéis cómo termina: No le ha alquilado la vivienda, porque busca “lo mismo, pero en español”. Tocate los cojones mariloles!

Nosotros, por nuestra parte hemos optado por quitar toda la publicidad de ese piso. No se merece alquilarlo.

3 thoughts on ““No tengo prisa”

  1. Nosotros para evitar este y otros problemas de los alquileres, (y es que ya tuvimos una mala experiencia), nos dedicamos única y exclusivamente a ventas. No te rompes tanto la cabeza, no te hacen dar vueltas y además, no se en Aragón, pero aquí en Galicia se cobra poco. Se suele coger el primer alquiler, y, en mi pueblo ronda los 300 – 400 euros.
    Un saludo.

  2. Pisonuevogalicia: Nosotros gestionamos edificios enteros en alquiler, por lo que también hacemos alquileres sueltos. Actualmente no nos podemos permitir decir “no” a nada.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s