Libros: “La casa de los Espíritus” de Isabel Allende

lacasadelosespiritus

Esteban Trueba se bajó en la estación y cargó él mismo sus dos maletas. La cúpula de fierro que habían construido los ingleses imitando la Estación Victoria, en los tiempos en que tenían la concesión de los ferrocarriles nacionales, no había cambiado nada desde la última vez que estuvo allí años antes, los mismos cristales sucios, los niños lustrabotas, las vendedoras de pan de huevo y dulces criollos y los cargadores con sus gorras oscuras con la insignia de la corona británica, que a nadie se le había ocurrido sustituir por otra con los colores de la bandera. Tomó un coche y le dio la dirección de la casa de su madre. La ciudad le pareció desconocida, había un desorden de modernismo, un prodigio de mujeres mostrando las pantorrillas, de hombres con chaleco y pantalones con pliegues, un estropicio de obreros haciendo hoyos en el pavimento, quitando árboles para poner postes, quitando postes para poner edificios, quitando edificios para plantar árboles, un estorbo de pregoneros ambulantes gritando las maravillas del afilador de cuchillos, del maní tostado, del muñequito que baila solo, sin alambre, sin hilos,  compruébelo usted mismo, pásele la mano, un viento de basurales, de fritangas, de fábricas, de automóviles tropezando con los coches y los
tranvías de tracción a sangre, como llamaban a los caballos viejos que tiraban lmovilización colectiva, un resuello de muchedumbre, un rumor de carreras, de ir y venir con prisa, de impaciencia y horario fijo. Esteban se sintió oprimido. Odiaba esa ciudad mucho más de lo que recordaba, evocó las alamedas del campo, el tiempo medido por las lluvias, la vasta soledad de sus potreros, la fresca quietud del río y de su casa silenciosa.

Este libro, incomprensiblemente, me ha costado un poco más de lo normal. Es posible que se debiera a un momento personal un tanto complicado, pero antes de terminarlo, hubieron dos intentos fallidos. Finalmente, y tras algunos meses por medio, me dije a mi mismo que era un buen momento para leerlo (antes de devolverselo a la madre de Julia, gracias a Claudia por la paciencia!).

Tengo que decir que no es un libro que inicialmente me llamara la atención. Es posible que tuviera una idea preconcebida de su autora (Isabel Allende) por la imagen que aparece en los medios de comunicación. No es un personaje (de la persona ni hablo, porque logicamente no la conozco) que me llamara la atención, y por lo tanto sus libros tampoco me parecían de mi gusto. Después de que varias personas me insistieran en que creían que me iba a gustar, decidí darle una oportunidad, de lo que no me arrepiendo.

El libro parte de una historia un tanto fantástica, sobre las peripecias de una familia durante mediados del siglo pasado, con varias hijas, y algunos pequeños secretos un tanto sobrenaturales. Durante todo el libro, se van dejando caer elementos mágicos, poco a poco, de manera que uno llega a pensar que la historia principal gira en torno a esos pequeños secretos familiares que hacen de esta familia un protagonista especial y distinto al resto de los personajes que van apareciendo.

Pero poco a poco, uno se va dando cuenta de que le estan engañando. Que no es esa la historia que importa, sino una que se encuentra detrás de todas esas anecdotas, y que va evolucionano a lo largo de algunas generaciones de la familia. Una historia, que está ciertamente relacionada con la historia de Chile y de su autora, algo que hace del libro una lectura mucho más interesante de lo que parecía al inicio. Siempre me ha gustado que el autor de un libro me tienda pequeñas trampas -donde irremediablemente voy cayendo, soy así de simple- y que luego me las vaya demostrando.

En mi caso no fue así, pero supongo que éste es uno de esos libros que posiblemente debieran ser lectura recomendada en los colegios e institutos.

Enlaces:

Ficha de Isabel Allende en Wikipedia

Web oficial de Isabel Allende

2 thoughts on “Libros: “La casa de los Espíritus” de Isabel Allende

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s