Arrendamientos (XI) Obras de Mejora

obras

Aunque la norma pide que el inmueble alquilado se encuentre en el estado necesario para poder habitarse, tambien es cierto que toda situación es mejorable, y es posible que una vivienda sin aire acondicionado (por ejemplo) sea susceptible de instalar uno para mayor confort del inquilino, mejorando tambien la situación del inmueble. Del mismo modo, podemos imaginar una gran cantidad de obras, que se denominan “De mejora” cuya finalidad no es otra que mejorar la situación del inmueble alquilado.

Es el artículo 22 de la LAU la que regula esta situación diciendo “El arrendatario estará obligado a soportar la realización por el arrendador de obras de mejora cuya ejecución no pueda razonablemente diferirse hasta la conclusión del arrandamiento”. Es decir, que el arrendatario no puede negarse, siempre y cuando la obra no pueda retrasarse al término del contrato. Podemos imaginar situaciones que podrían adecuarse a esto, como la instalación de calefacción en una comunidad, la reforma de algún elemento que ya se encuentra en mal estado, o el aprovechamiento de algún tipo de ayuda o subvención para el cambio de elementos de la vivienda.

En contrapartida, el inquilino podrá desistir del contrato (hay que avisarle con tres meses de anticipo, y tiene un mes para deci si desiste o no. Art. 22.2 LAU), otorgandole los dos meses restantes de preaviso para buscar otro inmueble (no se pueden iniciar las obras durante ese periodo). Lógicamente, el inquilino debe pagar esos dos meses, salvo pacto en contrario.

Si el inquilino decide que le merece la pena aguantar las molestias de las obras, teniendo en cuenta que el resultado será mejor que lo que tenía, entonces, tiene derecho a la reducción de la renta en igual proporcion que las obras le impidan disfrutar del inmueble. Esto será sencillo si las obras se limitan a una zona concreta del inmueble (por ejemplo, una habitación o un trastero), pero será necesario el pacto en obras que se extiendan por toda la vivienda.

Finalmente, el Art. 19 LAU nos dice que una de las causas por las que el arrendador puede subir la renta (habiendo pasado los cinco primeros años, no hay que olvidar que durante ese periodo la unica subida será la del IPC) es la realización de obras de mejora, hasta un 20% del coste de las mismas y restando las ayudas que se hubieran obtenido. Personalmente, creo que es un artículo que tiene muy poca aplicación, puesto que las pocas ocasiones en las que un inquilino continúa en el inmueble más allá de los cinco años, suele renovarse el contrato en su totalidad, pudiendo el arrendador negociar una nueva renta, sin tener en cuenta ayudas o cálculos de las obras.

En alguna ocasión, se me ha dado el caso de que un inquilino ha solicitado permiso para la instalación de una maquina de aire acondicionado. Lo normal es llegar a un acuerdo en cuanto a su instalación, siempre y cuando la obra (que se considera de mejora) quede en beneficio del inmueble.

One thought on “Arrendamientos (XI) Obras de Mejora

  1. Pingback: Arrendamientos (XXI) Obras del Arrendatario/Inquilino « AndresG.blog

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s