Inversiones: Centros Comerciales

centro comercialDesde que comenzó todo el follón de la crisis, nos hemos visto en la obligación de analizar todas y cada una de las opciones de inversión inmobiliaria, para saber cuáles de ellas se ven afectadas por la tan cacareada crisis financiera e inmobiliaria que se nos viene encima.

No dispongo de datos de primera mano, pero todo indica que los centros comerciales no se ven afectados por el revuelo de la crisis, y que navegan viento en popa a toda vela hacia los beneficios económicos. Por qué será? Vamos a analizar el tema un poco por encima:

-Para comenzar, un Centro Comercial no es un tipo de inversión que se realice por haber tenido una corazonada o una gran intuición de que esa zona “Va pa’ arriba”, sino que mucho antes de poder plantear el proyecto se han valorado varias posibilidades y realizado algún que otro estudio de mercado, por lo tanto, estamos ante un tipo de inversión que aunque necesita de mayor capital para entrar, también valora los riesgos con mayor información.

-En segundo lugar, el beneficio de un centro comercial no se busca en la reventa por un mayor precio, sino que en gran medida se busca el alquiler de los diferentes elementos que lo componen, dentro de unos servicios comunes que añaden valor al total (ya sea imagen, localización, concentrar la mayor parte de la oferta de la zona,…) y que pueden hacerlo interesante para el posible inquilino. No es una inversión a corto plazo (lógicamente), pero el nivel de inversión, por otro lado, es mucho mayor.

-Finalmente, un Centro Comercial no está compuesto de los distintos comercios que lo componen, sino que existe un Administrador del mismo, con poder para solucionar los problemas que van surgiendo, además de atender las necesidades del centro Comercial según van surgiendo. La existencia de profesionales que sustenten el buen funcionamiento del total supone un añadido que dificulta el fracaso del centro comercial (por lo menos en lo referente a la gestión: un Administrador no puede hacer mucho por el exito comercial).

En conclusión, nos encontramos con un centro de negocio que posiblemente funcione hasta que se llegue a la masificación de los mismos (muchos pensamos que algunos de ellos podrían estar “de más” en el mercado), pero posiblemente los nuevos hábitos de consumo de adolescentes y mayores pasen por darse una vuelta por el centro comercial de cuando en cuando.

Ahora, no quiero terminar este texto sin lanzar una pregunta al aire: ¿Sería aplicable este modelo de negocio a una inversión de menor calado, del tipo “mercadillo de barrio? Personalmente creo que sí.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s