El poder de la información

Después de leer el artículo del Blog de la Consultora Canaria (“No es oro todo lo que reluce“), me he quedado dándole vueltas al tema. Si bien es cierto que en la actualidad los portales inmobiliarios, tanto particulares como profesionales, mantienen una gran cantidad de errores de apreciación, exageraciones conscientes y mentiras piadosas, hay que tener en cuenta que para la venta de un inmueble en la mayoría de las ocasiones lo mejor es tener una información lo más cercana a la realidad posible.

Está claro que siempre va a existir por parte del vendedor un elemento psicológico importante, puesto que por un lado desea la venta y por otro lado valora aspectos de su vivienda como muy positivos, frente al comprador que puede no apreciarlos de ningun modo, o incluso apreciar que es un aspecto negativo. No obstante, existen elementos que no puede pasar por lo que no son, y hacer que un comprador pierda el tiempo en visitas que no corresponden con lo que busca. En este pensamiento me encontraba, cuando he recordado mi últimas vacaciones y la forma de reservar el Hotel.

Hasta ahora, los portales inmobiliarios, lo único que permiten es notificar (en el mejor de los casos) abusos o errores en la información, para poder notificarlo al vendedor y sea éste quien decida si lo modifica o no. Pero, ¿ y si el vendedor es consciente que esa información no es correcta, y lo quiere utilizar como baza para lograr la venta antes? Me refiero, si yo incluyo en la descripción de la vivienda una característica tan ambigua como “reformado” y realmente tan solo he cambiado las ventanas hace cinco años y el resto es de origen… no estoy siendo del todo correcto, y eso lo va a observar el comprador a la primera de cambio. Cómo podemos resolver el problema?

Pues bien, la oferta Hotelera en la actualidad goza de una herramienta muy util al respecto: hacer públicas las opiniones de los clientes. Cuando uno busca un Hotel, siempre recibe información muy algodonada que nos promete una estancia de ensueño,… aunque realmente sea un negocio en horas bajas. Webs del estilo Booking, nos permite, una vez de vuelta a nuestro hogar, poner nota a la experiencia que hemos tenido, y escribir los puntos positivos y negativos de la misma. Lógicamente, una web inmobiliaria no puede medirse por los mismos baremos que una web inmobiliaria:

-En una web inmobiliaria no tiene cabida la opción de valorar positivamente una ficha de venta, puesto que si alguien la valora positivamente, puede perjudicar la negociación con el vendedor, o hacer que otro comprador se le adelante en una compra interesante.

-No se debería de poner nota a una ficha según la valoración que hicieran sus posibles clientes, puesto que esto podría dar lugar a usos maliciosos de la nota.

-Las quejas, no obstante, deberían de poder ser públicas siempre y cuando no se falte al respeto al vendedor, y advirtiendo que son apreciaciones personales, que no tienen por qué adecuarse con la realidad.

¿Por qué no se ha puesto en marcha este tipo de iniciativas? Supongo que es porque el seguimiento de las quejas puede resultar un trabajo demasiado complicado para las web, que al fin y al cabo tienen como cliente principal al vendedor (no olvidemos que es quien les paga) y la posibilidad de que la gente critique su oferta haría que muchos se plantearan irse a la competencia (donde guardan su buen nombre!). A pesar de esto, creo que sería razonable poder dejar constancia de las quejas, aunque fuera de manera genérica y sin entrar a valorar su contenido. En estos periodos, cuanta más información exista y mayor luz demos al mercado inmobiliario (que ya es bastante opaco de por sí), mejor funcionará la maquinaria.

4 thoughts on “El poder de la información

  1. La verdad es que nosotros estaríamos encantadisimos de que los usuarios compartieran con nosotros sus impresiones, para entender mejor cómo llegarles. De hecho, cuando comenzamos con el blog, ese era nuestro anhelo: un medio de comunicación directo con la gente. A ver si se animan…

    Gracias por la mención,

    un saludo

  2. Desde que hago uso de internet, me doy cuenta de lo complicado que es llegar a tener un contacto REAL directo con multiples usuarios. Son muy pocos los que realmente lo logran, y muchos otros los que logran un batiburrillo desordenado que no representa en absoluto el mensaje que desean lanzar.
    Realmente creo que internet es un gran medio de recepción de información, pero un mal lugar para comunicarse con gente, así en genérico. Solemos pensar que internet, al ser más o menos libre, nos permite ser leidos por todos, aunque realmente la inmensidad del medio nos engulle.

  3. Hay que saber escuchar, creo que se hablará de eso en el icities, una de las cosas que no hacen los portales inmobiliarios es escuchar, tampoco la prensa que solo capta lo que le dicen los anunciantes. El mercado tiene dos partes y creo, francamente, que la crisis inmobiliaria es porque hemos separado la oferta y la demanda tanto que son incapaces de escucharse.
    Lo bueno de internet es que nos permite tener esta conversación, pero el mercado sigue estando allí fuera, en la calle.

  4. Eso creo yo. Por mucho que nos pensemos que internet es la solución a todo, el mercado actual se encuentra donde siempre. Insisto, creo que internet es un gran escaparate, y una forma de facilitar información,…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s